Ministerios Plenitud De Vida
 Como Recibir Vida Espiritual

 

 Este es un extracto del folleto Nacido Libre (Born Free) por Bob George.  Después de haber leído literalmente docenas de folletos explicando el plan de salvación, este es el que mejor presenta el verdadero problema del ser humano y la solución de acuerdo a Dios.  Léalo detenidamente y medite en la verdad espiritual que se presenta.

 

 

 

1. El Problema del Hombre:

El hombre está muerto espiritualmente y en necesidad de vida

 

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron

(Romanos 5:12)

 

 

Nuestra muerte espiritual (separación de Dios) es lo que nos hace preguntar: ¿Quién soy? ¿Por qué estoy aquí? ¿Hacia dónde voy?

 

 

2.  La Solución de Dios:

Dios ha provisto Vida por medio de la resurrección de Jesucristo.

 

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

(Juan 3:16)

 

 

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

(Juan 11:25-26)

Por lo tanto...

Salvación es ser salvo de la paga del pecado (muerte) por el regalo de Dios (vida)

 

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

(Romanos 6:23)

 

Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)

(Efesios 2:4-5)

 

 

Sin Embargo...

 

3.  Antes de que la Vida nos fuera dada, los pecados tenían que ser perdonados (quitados)

 

Solo Dios puede perdonar pecados.

 

¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?

(Marcos 2:7)

 

Dios Se Hizo Hombre

 

“...Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo... 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

(Filipenses 2:5-8)

 

El Murió En Nuestro Lugar.

 

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

(Romanos 5:8)

 

Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

(1 Juan 2:2)

 

 

El Es El Sacrificio Final Por Nuestros Pecados.

 

y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.

(Hebreos 9:22)

 

 

El Quitó Nuestros Pecados.

 

El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

(Juan 1:29)

 

 

4.  Las Buenas Noticias del Evangelio: ¡Consumado Es!

 

Hemos Sido Reconciliados Con Dios.

 

La Parte de Dios:

8Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo,... 19que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados...

(2 Corintios 5:18,19)

 

La Parte del Hombre:

...os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. 21Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

(2 Corintios 5:20,21)

 

 

Debido a que somos salvados por la vida de Cristo, Su muerte no era el fin en sí mismo, sino el medio para lograr el fin –restaurar la vida que se había perdido por el pecado.

 

 

 

Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

(Romanos 5:10)

 

 

 

5.  En El Tu Eres Una Nueva Creación.

 

 

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

(2 Corintios 5:17)

 

En El Tu Estás Completo.

  

Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, 10y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.

(Colosenses 2:9-10)

 

En El Ahora No Hay Condenación.

 

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. 2Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

(Romanos 8:1,2)

 

En El Tenemos Perdón.

 

en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.

(Efesios 1:7)

 

 

Nuestra Decisión: Volvernos (arrepentirnos) de nuestra incredulidad y recibir al Señor Jesucristo como nuestra vida.

 

 

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

(Gálatas 2:20)

 

La Salvación Es Por Fe.

 

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe.

(Efesios 2:8,9)

 

Salvación es pasar de muerte a vida.

 

  

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

(Juan 5:24)

 

¿Existe alguna razón por la cual no estés dispuesto a aceptar a Jesucristo como tu Señor y Salvador?

 

Recibimos a Jesucristo por medio de una invitación personal.

 

Recibir a Cristo es cuando el hombre se arrepiente de su pecado de incredulidad y se vuelve a Dios y a Su provisión que es Cristo Jesús.  Es confiar en Cristo por su perdón en la cruz y por Su promesa de una nueva vida a todo el que cree.

 

 

Se sugiere la siguiente oración:

 

Señor Jesucristo, te necesito.  Gracias por morir en la cruz para  el perdón de mis pecados.  Gracias por ofrecerme tu vida.  Ahora te pido que vengas a mi corazón como mi Señor y Salvador.  Toma el control de mi vida y hazme la nueva creación que tu quieres que yo sea.  Te doy gracias por venir a mi corazón y darme vida eterna.

 

 

Ahora puedes saber que Dios nunca te dejará. - - Seguridad de tu salvación.

 

porque él dijo: No (nunca) te desampararé, ni (jamás) te dejaré.

(Hebreos 13:5)

 

11Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. 12El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

13Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.

(1 Juan 5:11-13)

 

 

¿Y Ahora Qué? 

 

 Si usted desea saber qué hacer ahora que es una nueva creación en Cristo, por favor escríbanos a: roberto.cambrany@lefc.com  y le daremos consejos prácticos para su vida espiritual.